Madrid, España

Entrevista con María Crecente & Pablo Castro

Cosentino

Dekton - 28.04.2020

Los arquitectos María Crecente y Pablo Castro, de la firma COTECNO, repasan cómo es su día a día liderando proyectos a nivel nacional e internacional desde casa. 

María Crecente y Pablo Castro son una pareja de arquitectos de Galicia que llevan 26 años de relación personal y 9 de relación profesional. Son los responsables de COTECNO, una firma de arquitectura y servicios integrales de ingeniería que realiza importantes proyectos tanto a escala nacional como internacional.

COTECNO, al igual que muchas otras empresas del sector, ha debido adaptarse a los nuevos tiempos y abrazar el teletrabajo. De los retos cotidianos de María y Pablo hemos querido charlar en esta entrevista.



María y Pablo, sois los responsables de COTECNO, ¿cómo terminasteis al frente de vuestra propia empresa?  


María: Cuando dejamos la Escuela de Arquitectura, enseguida encontramos trabajo, cada uno por su lado, se trataba de aprender, a esa edad no teníamos ninguna carga, ni obligación y todo eran ganas.  Me incorporé, nada más salir, al equipo de COTECNO. Tuve mucha suerte de poder empezar así. Sales de la escuela y la vida real es otra cosa, te crees que lo sabes todo y de repente surgen las dudas, el desconocimiento, el miedo… tener a tu lado buenos profesionales es fundamental.


Pablo: Empecé a trabajar como becario en una gran empresa que curiosamente hoy es de nuestros mejores clientes. Terminada la beca probé o en otra compañía, pero no era lo mío, así que enseguida monté mi propio estudio.


M: Años después surgió la oportunidad adquirir la empresa: año 2011, plena crisis… una decisión importante y un momento decisivo. Conocíamos el funcionamiento, los puntos fuertes y las debilidades y sobre todo, creíamos en el potencial de COTECNO en el mercado. Así Pablo, nuestro socio José Manuel, ingeniero de profesión y yo, nos embarcamos en el proyecto que somos hoy.
 

Entrando ya más en detalle sobre esta situación, ¿Cómo estáis trabajando con el confinamiento? ¿De qué manera tratáis de sacarle partido?


M: Pues, la verdad es que en casa igual que en la oficina, solo que nosotros “un poco más juntos”, ya que el espacio de trabajo es menor y no mantenemos la distancia de seguridad -María sonríe -. Mantenemos los horarios de la jornada laboral, exactamente igual que antes del confinamiento.

Lo que si ha cambiado es la relación con nuestros compañeros. Nuestro método de trabajo se basa en la colaboración directa, desde el inicio del proyecto, de los distintos intervinientes. Desde casa nos generaba inquietud. Gracias a la disposición y flexibilidad de todos, enseguida conseguimos un perfecto funcionamiento.

Con los clientes y proveedores pasa lo mismo. Las reuniones se mantienen a través de la red. Dado que muchos de nuestros proyectos y obras se encuentran fuera de Galicia, además de las visitas de obra y reuniones presenciales, que son insustituibles, teníamos ya con muchos de ellos, una rutina de reuniones online.


P: La ventaja fundamental es la trazabilidad de las decisiones tomadas por cada miembro de los distintos equipos. El sistema nos permite crear un registro, que se guarda de forma instantánea, de toda la información tratada en cada “chat”, bien sea gráfica, audiovisual… Al ser una información que se genera y almacena en tiempo real, nos permite volver a consultar o analizar los datos las veces que sean necesarias y, por lo tanto, refuerza y mejora definitivamente la toma de decisiones. Vamos a darle continuidad al nuevo entorno de trabajo que hemos configurado, una vez finalice el confinamiento.

La principal desventaja es la falta del “día a día” con los compañeros.

Contentabais que habéis reforzado vuestra relación digital con vuestros proveedores. ¿Cómo os están ayudando Cosentino y sus plataformas digitales en estos momentos a avanzar en sus proyectos?


P: Cosentino dispone en su web de un área destinada a profesionales en donde se puede obtener toda la información necesaria para el proyecto, detalles constructivos para las distintas soluciones, acabados y aplicaciones. Su participación en redes sociales es también muy interesante, te permite estar al día de todas sus novedades.

Además de las plataformas digitales, en Cosentino comprenden la importancia de acompañar y respaldar toda la información que ofrecen con personas. Un equipo de expertos te ofrece asesoramiento personalizado y estudio detallado de las partidas de proyecto. Siempre están a tu disposición, les puedes llamar para encontrar la solución adecuada, y esto es realmente lo que marca la diferencia, todavía más en tiempos como los actuales.

María: Cosentino, dispone también de un importante departamento de I+D, que además de la mejor solución, ofrece la posibilidad del “custom made”, en muchos casos, una herramienta fundamental a la hora de conseguir el efecto buscado en el proyecto.

Para unos arquitectos debe ser un episodio especialmente interesante este confinamiento, casi como un gran estudio de mercado. ¿Creéis que cambiará nuestra manera de relacionarnos con el hogar?


M: La verdad, es que la situación sí que nos ha cambiado. En nuestro caso, no tanto por el hecho de trabajar en casa como espacio físico, raro es el fin de semana que nos conectamos un rato, o yo concretamente, durante las bajas de maternidad, si no por la capacidad que hemos conseguido alcanzar fuera de la oficina, como recinto de trabajo.

Por ejemplo, hasta la fecha, planificar un viaje personal, era complicado, siempre queremos estar conectados y al corriente del día a día de la oficina, sobre todo con las entregas o alguna fase de obra importante y ahora tenemos la certeza, de que siempre que tengamos conexión a internet la compatibilidad es total.

También hay que decir, que además tenemos la suerte de contar con un buen equipo, el 80% de la plantilla llevamos trabajando juntos más de 15 años, su capacidad de adaptación es total y todos vamos siempre en la misma dirección, así también es más fácil.
 

¿Pensáis que el mundo de la arquitectura y sus tendencias verán un antes y un después de esta pandemia? ¿Qué cambiará?


P: si, sin duda, ya se está produciendo y así lo demandan nuestros clientes.


Los edificios, y de manera muy particular los centros de trabajo, que serán los primeros, deberán ser más seguros desde el punto de vista sanitario. Cambiará la normativa y la sensibilidad en su aplicación. ¡Un nuevo reto apasionante!