© Imagen Subliminal

Madrid, España

Rómola

Andrés Jaque/Office for Political Innovation

Arquitectura - 24.01.2018

Las tiendas de campaña ligeras ya no se llevan. El último grito en el mundo del mármol lo da la oficina de Andrés Jaque.

La transformación de este antiguo garaje recupera el volumen y la estructura del edificio generando un espacio de 5 metros de altura con grandes huecos a la calle. El resultado es una pastelería, un café y un restaurante que ha contado con la colaboración de una red de artesanos ‘en peligro de extinción’ como marmolistas, chapadores de madera y barnizadores. El restaurante saca ventaja de las capacidades del mármol, material modificado mediante anclajes articulados o refuerzos de fibra de vidrio y resina, para trabajar a tracción. En lo que ha supuesto un desafío de ingeniería, el proyecto lleva esta capacidad hasta su límite creando una ‘tienda de campaña’ autoportante de mármol. La tienda cobija las mesas para los clientes y permite que otros usos, como la cocina, se organicen en un área en forma de C entorno a ella.

© Imagen Subliminal
© Imagen Subliminal
© Imagen Subliminal
Planta de acceso
Planta inferior
© Imagen Subliminal
© Imagen Subliminal
© Imagen Subliminal
© Imagen Subliminal
© Imagen Subliminal