© Jacopo Salvi

Venecia, Italia

Freespace

16a Bienal de Arquitectura de Venecia

Arquitectura - 21.11.2018

Bajo el lema ‘FreeSpace’, esta edición de la bienal —comisariada por Farrell y McNamara— celebra la generosidad de la arquitectura que brinda bienestar a los ciudadanos a través de la calidad de sus espacios. 

La 16ª Bienal de Arquitectura de Venecia, comisariada por las arquitectas Yvonne Farrell (Irlanda, 1951) y Shelley McNamara (Irlanda, 1952) —más conocidas como Grafton Architects—, ha abierto sus puertas bajo el título ‘FreeSpace’. La muestra defiende la capacidad de la arquitectura para ser generosa sin dejar de ser funcional al tiempo que invita a los 71 participantes a proponer su propia traducción del concepto ‘FreeSpace.’ Más allá del reconocimiento concedido a Kenneth Frampton, al Pabellón de Suiza y a la propuesta de Souto de Moura 
—premiados con el León de Oro—, esta edición será recordada por la primera participación del Vaticano en la Bienal. La intervención está comisariada por Francesco Dal Co, que ha invitado a diez arquitectos de prestigio para diseñar otras tantas capillas diseminadas por un bosque de la isla de San Giorgio Maggiore. De todas ellas, destacan el homenaje de Souto de Moura a los antiguos monolitos; la estructura tensegrity formada por listones de madera de Norman Foster; el esqueleto de acero inoxidable con forma de cruz de Carla Juaçaba; y el volumen ‘estilo misión’ de Flores & Prats.

© Laurian Ghinitoiu

Las comisarias decidieron liberar espacio interior del Arsenale para centrar la atención en las instalaciones de los 71 participantes que, de diferentes maneras, tratan de ofrecer su versión sobre el ‘FreeSpace.’
El Pabellón de Suiza trabaja con la escala; el nórdico juega con burbujas; el de Australia acoge un ecosistema; y el de España toma la forma de un gran fanzine construido, con 143 propuestas de estudiantes. 

© Adriá Goula
© Andrea Avezzú
© Andrea Avezzú
© Andrea Avezzú
© Christian Beutler / KEYSTONE
© Alessandra Chemollo
© Andrea Ferro
©Francesco Galli
© Miguel de Guzmán