© José Hevia

Madrid

Casa Luz Madrid

Arquitectura G

Arquitectura - 13.01.2020

Una casa en dos partes como resultado de la reconversión de un antiguo lavadero y una caseta de jardín en vivienda. El punto de unión: el jardín, ubicado en un interior de manzana de Madrid.

La residencia se divide en dos partes. Una se sitúa en la planta baja de un bloque de viviendas; la otra en el interior del patio del bloque, dentro de un antiguo lavadero. El patio interior se convierte así en un jardín que aporta un límite visual agradable y cierto nivel de privacidad.

La zona de entrada da la espalda a la calle adyacente, centrando su atención en el jardín del patio. La parte exterior tiene una relación muy abierta con el jardín, y los postigos deslizantes controlan el grado deseado de intimidad y luz natural.

Ambas piezas de la casa están concebidas como una sola construcción que se conecta a través de una piscina, que actúa como puente entre las dos áreas.

Aunque cada parte puede funcionar de forma independiente, una complementa a la otra de forma que la conexión a través del jardín se convierte en una nueva sala exterior. Una amiga del dueño de la casa le preguntó qué haría en invierno para pasar de una pieza a otra. "¡Nadaré!", contestó ella.

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia

© José Hevia